KPOP-LAT

Kpop, música, noticias, espectáculos, latinoamerica, fans

Fanfic: Secuestro Encantador [ Mark Tuan Y Tu] Capitulo 13

Autora  Natalia Tavera

Capítulo 13 Primera muerte 2/2

Definitivamente mi odio hacia esos dos hermanos dementes pudo más que yo.

Comenzaba a sentir como esas cuerdas iban penetrando cada vez más mi piel.

Intente alcanzar el punto donde el nudo tenía una pequeña parte de cuerda mal amarrado.

Mi dedo índice y pulgar trataban de poder quitar esa cuerda que estaba dejando mi piel más lastimada que nunca.Y Lo logré, de un momento a otro esa cuerda ya no estaba sujetando mis manos.

La adrenalina recorría cada parte de mi ser, ambos hermanos estaban de espaldas, era mi momento, era momento de matar a esos dos malditos.

Sin pensarlo dos veces clave mi codo en una costilla de aquella chica enfadosa.

-¡HIJA DE PUTA!- gritó con fuerza

Y fue allí donde mi valentía se fue por la coladera, en instantes ella ya había jalado mi cabello de una manera increíble.

-¿QUÉ TE HAS CREÍDO?, ¿PENSASTE QUE PODRÍAS CONTRA MÍ?- tal parecía que solo sabia hablar a gritos

Mi cabeza empezaba a doler más de lo normal, mis uñas estaban comenzando a clavarse en sus brazos, no sabía que hacer, me dolía y dolía mucho como para no defenderme.

De un impulso logre golpearla en el rostro con uno de mis pies.

Aproveche el tiempo para levantarme, ella aún estaba en el suelo quejándose, miré a Bam Bam, la miré a ella y por último al chico de ojos grises que aún se mantenían cerrados.

Estaba a punto de levantarse, no podía dejar que se levantara o me golpearía hasta morir, pateé su espalda con toda la fuerza que tenía en mi, pude escuchar el crujido de huesos.

Estaba a punto de lanzarme uno de sus malditos cuchillos, me moví bastante rápido y pisé su muñeca, pude ver como un color morado comenzaba a notarse en su piel.

-¡MALDITA!- aquella chica aún en el suelo jaló mi tobillo haciendome caer de manera inmediata.

Allí fue donde comenzó lo peor, estrelló su puño varias veces contra mis mejillas, dejo varios rasguños en mis brazos.

Tomó la navaja que tenía a su lado, comenzó a clavarla lentamente en una de mis mejillas sentía como la sangre iba recorriendo mi rostro y parte del cuello.

  • Me tienes harta ____, eres una maldita niña que solo se mete en problemas y espera que cualquier persona venga a salvarte-

-Yo la salvaré cada que sea necesario – una voz entrecortada habló de repente

Volteé sorprendida a la esquina de donde provenía esa voz, era Aiden, había reaccionado, estaba muy feliz por ver que mi amigo estaba vivo.

-¿ Y si no estas para rescatarla? – Bam Bam lo miro

-Siempre estaré allí para ella- sonrió, era una sonrisa cálida, llena de amor

-No por mucho tiempo – saco una pistola de su bolsillo

Mis ojos se abrieron de una manera increíble, no quería que Bam Bam se atreviera a matarlo. Otra vez esa maldita ira recorría mi cuerpo solté un grito bastante sonoro, caminé bastante rápido hacia ese maldito.

Deje que toda la ira que sentía dentro guiara cada una de mis extremidades y sin pensarlo, mi puño estaba siendo guiado hacia la cara de Bam Bam.

-¡MALDITA PERRA!- grito

Las cosas estaban por ponerse peor que antes, una de sus grandes manos estaban por golpearme con bastante fuerza, pero algo lo detuvo y realmente lo agradezco.

-Eres un maldito cobarde- los gritos de Mark reinaron la habitación

-Mira quien lo dice, ni siquiera te atreves a amarla cuando mueres por estar con ella- me señaló Bam Bam

-Eso es algo que no te incumbe, dejalos ir maldito- Mark se acercó a Bam Bam

-Mark, cuidado, esta armado – Aiden le advirtió

-Ya no tengo miedo, matame si eso te hace feliz – Mark sacó un arma de su sudadera

-Eres inteligente Mark, pero no puedo entregartelos, ¿tienes idea de cuanto dinero pediría con dejar ir a estos dos?-

-¡SERÁS MALDITO!- grité con fuerza

-Decide rápido, Aiden o ____ , prometo una muerte rápida –

-No tendré que decidirme por ninguno, porque el que morirá aquí serás tú maldito- Mark apuntó

Un estruendo se escucho en la habitación, dos balas habían salido sin rumbo rijo, cerré mis ojos con fuerza.

Lentamente los fui abriendo, la habitación se había quedado en silencio, todos buscábamos esas balas perdidas.

-Hijos de puta- un hilo de voz fino se había escuchado

Volteé a ver a la hermana de Bam Bam y efectivamente, la bala había atravesado su piel, estaba en su pecho.

Busque la última, mis ojos se cerraron de inmediato, no quería creerlo, rompí en llanto, como nunca lo había hecho.

Aiden tenia la última bala incrustada en su frente, el color gris brillante de sus ojos se había apagado, había una gran sonrisa en su rostro, la misma sonrisa de siempre,sincera y llena de cariño. Mi gran amigo había muerto y yo no pude hacer nada para rescatarlo.

Continuara…

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *