KPOP-LAT

Kpop, música, noticias, espectáculos, latinoamerica, fans

Fanfic: Secuestro Encantador [ Mark Tuan Y Tu] Capitulo 14

Autora  Natalia Tavera

Capítulo 14  Escape

Ninguno de los que estábamos presentes reacciono, Bam Bam veía a su hermana muerta, yo seguía viendo a Aiden y Mark me sostenía del hombro.

-SON UNOS MALDITOS HIJOS DE PERRA- grito Bam Bam

Apreté la mano de Mark, estaba asustada, sabía lo que estaba por venir.

-¡HAS MATADO A MI HERMANA, ME HAS QUITADO A ____, ME HAS ESTORBADO LOS ÚLTIMOS 5 AÑOS DE MI VIDA! – Bam Bam comenzó a acercarse más a nosotros

-¿No te ha bastado Tuan?, Me has destrozado la vida- continuó

Miró fijamente a Mark, luego volvió sus ojos hacia mi y me sobro bastante tiempo como para adivinar que el loco que teníamos en frente estaba planeando la peor muerte para los dos.

-Sufrirán de la peor manera – sonrió sádicamente 

Bam Bam se abalanzó sobre Mark haciéndolo caer, el punto débil de Mark era que yo estuviera presente en esa pelea. Mark sería incapaz de golpear a alguien menor que él, alguien que se hizo cargo de él en cuanto llego a Corea, Mark tenía un corazón cálido y herido.

Bam Bam tiraba golpes sin ver en donde caían, el rostro de Mark comenzaba a tomar un color verde, dentro de unos horas eso estaría bastante hinchado como para poderlo bajar con hielo.

Mi coraje era no poder hacer nada, odiaba ver como Bam Bam se aprovechaba de Mark, sabía que no lo podría golpear por todo lo que habían vivido juntos, pero yo no lo aprecie, no lo amo, nunca lo respete.

Caminé rápidamente hacia ese maldito idiota, y lo golpeé, lo golpeé tan fuerte que mis nudillos quedaron rojos como un tomate.

Mark se levantó como pudo del suelo mientras que Bam Bam sobaba sus rostro.

-____ por dios, ahorra tus fuerzas para que vayas corriendo a pedir ayuda a a policía, espera es inútil tu no saldrás viva de este lugar- rió cínicamente

-Nadie ha demostrado lo contrario- respondí

-¿Crees que no me atrevería a matarte pequeña traicionera?- saco su arma del bolsillo

-Tan segura como te has casado 16 veces solo por dinero- cruce los brazos

De un momento a otro sentí como salía de mi ese líquido tibio color carmesí, toqué mi abdomen con un poco de cuidado, lo había hecho, me había disparado y ahora mismo estaría en riesgo de terminar como los dos cuerpos helados que estaban en el suelo.

Sentí como mis rodillas se iban doblando tal como una hoja de papel, debía admitirlo, dolía bastante como para preferir que Mark me hubiera roto el corazón.

No me arrepentía, había salvado al menos dos vidas, ya que lo último que recuerdo es ver como Mark me sostenía en sus brazos y a Bam Bam tapándose la boca con su mano derecha.

                  •MARK’S P.O.V•

Miré a Bam Bam con odio, no sabía aún como reaccionar, _____ estaba en ese maldito hilo que divide a la vida y la muerte y yo tenía miedo de no poder hacer nada por ella.

Deje a ___ un momento en el frío suelo, sentía que mi cuerpo se hacía cada vez más liviano, esa sensación de adrenalina cada vez recorría más rápido mi cuerpo.

Camine lo más rápido posible hacía mi “amigo”, sin pensarlo dos veces golpeé fuertemente su mentón.

Sonrió y me miró de nuevo

-Eres un completo idiota- Bam Bam sonrió

No hice caso seguí golpeándolo hasta cansarme, tenía que sacar a ____ de este maldito país, pero en estos momentos necesitaba una maldita cirugía.

Tomé a ____ entre mis brazos, pude sentir como la temperatura de su cuerpo cada vez defendía más y más.

Mire su rostro y pase un mechón de cabello detrás de su oreja, miré a Bam Bam en el piso, aún sufriendo

-Ten por seguro que te voy a encontrar y hasta entonces vivirás – Bam Bam dijo con odio

-Ten por seguro que esta vez no voy a dejarme de ti, ya no soy ese niño que conociste hace cinco años y lo usaste hasta cansarte – dije aún con más odio -Entonces te declarare la guerra y esta vez ninguno puede rendirse – Sonreí y salir de ese maldito lugar

No iba a dejarme de ese maldito y por el amor que le tengo a esta magnífica persona que llevo en brazos juro que protegeré su vida con la mía, si ese es el riesgo que tengo que correr por estar a su lado, lo aceptaré sin ningún arrepentimiento.  

Continuara…

Autora  Natalia Tavera

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *