Fanfic: You Never Walk Alone, BTS capitulo 25

googletag.cmd.push(function() { googletag.display('KPL_Nota_LB1'); });
Fanfics

Fanfic: You Never Walk Alone, BTS capitulo 25

Autora: Yalimar Yanez / nessieyalimar21 Capitulo 25 Lo primero que hicieron los chicos fue lanzarse sobre sus camas dejando todo el equipaje en […]

Fanfic: You Never Walk Alone, BTS

Fanfic: You Never Walk Alone, BTS Fanfic: You Never Walk Alone, BTS

Autora: Yalimar Yanez / nessieyalimar21

Capitulo 25

Lo primero que hicieron los chicos fue lanzarse sobre sus camas dejando todo el equipaje en la sala, estaban muy contentos de volver a estar en casa, fue gracioso verlos. YoonGi bueno, no tardó en quedarse dormido abrazando su almohada teniendo a Kumamon cerca dejando en claro cuanto lo extrañó. Al día siguiente me desperté con algo de sed, fui al baño cepillando mis dientes y mojando mi rostro un poco, pasé mis manos por mi cabello mirándome al espejo, las ojeras bajo mis ojos seguían allí pero no tan notables como antes, miré mi celular al recordar algo, la próxima cita del tratamiento sería en unas dos semanas más. Dos semanas para regresar adolorida, decaída y llorando como una bebé. YoonGi seguía durmiendo ajeno de lo que pasaba, sonreí de lado cubriéndolo más con las sábanas, besé su frente acariciando su cabello oscuro sabiendo cuanto se preocupaba por mí, siempre se había tomado las cosas enserio pero algunas veces quisiera que se relajara, YoonGi se descuidaba así mismo la mayor parte del tiempo ya sea por el trabajo o por mí, en parte intentaba no sentirme como una carga extra, por eso cuando lo veía dormir o comer disfrutaba de ello porque él lo necesitaba aunque dijera lo contrario.

— Ah, Min YoonGi—suspiré mirándolo detenidamente, su mejilla derecha estaba apoyada sobre la cara de Kumamon—Eres un excelente hermano, no te dejes llenar la cabeza de tontas ideas—susurré sabiendo que no podía escucharme—Nunca te has dejado influenciar, siempre te he visto como alguien fuerte así que ahora te necesito más fuerte que nunca, por mí y por ti—volví a besar su frente.

Me levanté de la cama saliendo de la habitación cerrando con mucho cuidado. Justo de otra de las puertas salía un TaeHyung somnoliento, apenas abría los ojos y una pequeña sonrisa apareció en mis labios cuando se golpeó un poco con la pared, me acerqué a él tocando su hombro.

— ¿Tae?

— ¿Mmm? —se giró mirándome algo ido—Buenos días—murmuró muy bajo tambaleándose. Se veía adorable.

— Tae, ¿Qué haces despierto?

— Tengo sed…—bostezó—Y sueño—concluyó.

— Iba a la cocina por algo de agua, ¿Quieres que te guíe? Temo que puedas caerte.

Asintió y tomó mi camisa con su mano siguiéndome, era gracioso porque me recordaba a los niños que se aferraban a sus padres de esa manera para no perderse. La casa en sí estaba en total silencio, todos estaban agotados, hace dos meses que no dormían en sus camas, podía imaginar cuanto lo extrañaron, hasta ese momento no había recordado que V compartía habitación con Jimin. No sabía cómo estaban las cosas entre ellos, actuaban normal cuando estaban juntos.

Dejé a Tae en una de las sillas del mesón de la cocina, serví dos vasos de agua ofreciéndole uno, lo aceptó bebiéndolo todo de un trago, reí un poco ante su rostro.

— ¿Quieres más?

— Mmm—recostó su cabeza del mesón sin decir más. Bebí del vaso acercándome, ¿Acaso se había quedado dormido allí?

— ¿TaeTae? —toqué su brazo, su respiración era lenta, ¡¿Enserio se había quedado dormido?! Quise reírme por lo tierno de eso, pero me preocupaba por la posición tan incómoda—Tae—lo moví un poco. Acaricié su cabello cobrizo sonriendo de lado, negué con la cabeza pensando en lo especial que ese chico era. Me hubiera gustado sentir al menos algo por él, pero no existía, no sentía algo más que una amistad, sé que debí ser honesta con él, pero se veía tan nervioso y esperanzado que hubiera sido cruel de mi parte cortarle sus alas. TaeHyung no se merecía eso, era mi bias y no podía hacerle aquello. ¿Cuántas chicas no morirían porque su bias se enamorara de ellas? ¡Ah! La vida es tan injusta honestamente.

— Buenos días, Yun—di un respingo mirando a Hobi con otro rostro somnoliento— ¿Jin hyung se levantó?

— No, todos están durmiendo.

En su cabeza había un antifaz para dormir, otro más que lucía adorable, su cabello pelirrojo estaba algo alborotado. Miró alrededor deteniéndose en alguien, el chico que dormía con su cabeza en el mesón, entrecerró aún más sus ojos intentando reconocerlo.

— ¿Qué le hiciste a V?

— Sólo le di agua—me encogí de hombros acariciando aún su cabello.

— ¿Lo envenenaste con el agua?

— Ah, Hoseok, estás tan dormido como él, ve a la cama—ordené por esos comentarios. ¿Cómo se le ocurría eso?

— Estoy bromeando, no me regañes, omma—se quejó como niño pequeño—Tengo hambre.

— ¿No puedes esperar a Jin?

— ¿Podrías preparar algo Yun? —pidió.

— ¿No crees que se enojará porque toqué su cocina? —levanté una de mis cejas. Los chicos podían ser como unos niños y era gracioso además de tiernos, podía imaginar la cara que hubiera puesto mi hermano de estar despierto— ¿Sabes qué? Veré que preparo, ¿Kookie se despertó?

— No.

— De acuerdo, lleva a Tae a su habitación, intenta moverlo, no me gusta verlo dormir así, no es cómodo.

El chico como pudo intentó convencerlo entre pequeñas palabras y una que otra caricia a su cabello. Al verlos dejarme sola me puse manos a la obra, no era tan buena como Jin, pero podía defenderme, sabía que a oppa le gustaba tener su área limpia así que mientras cortaba o sacaba algunos ingredientes me aseguré de ir limpiando al mismo tiempo. Hobi se unió más despierto y sin su antifaz, el chico colocó algo de música en su celular para acompañar el rato, pero lo miré incrédula cuando comenzó a sonar mi cover, al percatarse de mi expresión sonrió ampliamente.

— ¡Una buena manera de iniciar el día! Tienes una bonita voz, Yun.

— Gracias, pero deberías colocar algo más alegre.

— Tu voz es alegre, ¿Cuándo grabarás otro? —quiso saber encargándose de cortar lo que había dejado para colocar música.

— No lo sé, cuando Kookie me diga.

— ¿Por qué no grabas algo en el estudio que compartimos RM y yo con tu hermano? Esta vez podría escucharte en directo—sonrió ansioso por su idea—Acepta.

— Tienen cosas más importantes que hacer—bajé la llama de la cocina para que lo que había en la olla no se quemara.

— Ah, pero si va Jiminie ahí sí.

— ¿Disculpa? —sonreí algo irónica.

— ¿Ves? Incluso lo dices como él, ah, ese Jimin-ssi está siendo una mala influencia.

— Deja de decir tonterías.

— Anda, acepta, Yun, tu primer cover tuvo el millón de reproducciones, incluso YoonGi cree que eres buena.

— ¿Enserio? —lo miré algo extrañada.

— Jin hizo que la escuchara, se sorprendió por supuesto, pero no negó que lo hicieras bien—asintió sonriendo dulcemente—Eres su hermanita, está orgulloso de ti.

— Siento que no está siendo del todo sincero conmigo—admití—Lo siento extraño.

— Tal vez sea por lo que dijo ese doctor.

— O tal vez porque se está presionando de más—lo miré de nuevo—Sabes que YoonGi no es de dejarse influenciar.

— ¿Has hablado con él?

— Estoy esperando el momento, quizás hable con él hoy o mañana, no lo sé—chasqueé la lengua cruzándome de brazos.

— ¿Irás al estudio entonces?

— Hoseok—reproché mirándolo. Sonrió como sólo él sabía hacerlo, estos chicos no tienen remedio en lo absoluto.

Continuara…

También te puede interesar:

Te puede interesar

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments